¿La música comercial es arte?

Hace unas semanas me reuní con unos compañeros discutiendo acaloradamente sobre el arte y sus expresiones. La discusión giraba sobre lo que se define como música comercial y si esta se puede considerar arte. Cabe a señalar que dentro de la discusión había a lo menos un estudiante universitario de música en cada bando. Por un lado, estaban quienes alegaban que ¿cómo las canciones pre-fabricadas con fin de venderse a las masas podían ser consideradas arte si los mismos autores no la hacían con fines artísticos, sino financieros?, y por el otro quienes defendían el punto de vista popular y la percepción que cada persona puede tener sobre algún ritmo o canción.

En lo personal, me considero un crítico riguroso cuando de juzgar música se trata, fui de aquellos que durante la ya decadente época del reggaetón se negaba a escucharlo siquiera en la radio. Me disgustan los ritmos repetitivos, poco originales y bastante sintetizados con líricas absurdas y aburridas. En especial, soy partidario de la creencia de que existe música destructiva, con letras obscenas que lanzan mensajes misóginos y llenos de odio. Me disgustan en especial aquellos que se hacen llamar ‘músicos’ y reciclan pistas de audio ya conocidas para agregarle una lírica comercial con contenido, a mi gusto, bastante vulgar.

Sin embargo, debemos de recordar que, al igual que la apreciación a la lectura, la apreciación musical se practica. Si algo aprendí en clase de teoría musical, es que tanto la música clásica y como el jazz son corrientes que requieren un oído educado para su máxima apreciación. Para que una persona aprenda a apreciar música complicada, es esencial que se le introduzca primero a la música comercial para crear primero un gusto por la música. Sin hablar necesariamente de los artistas de la corriente urbana, la música comercial puede ser la única oportunidad para muchas personas de acercarse a la música y, de no existir, estas personas jamás hubieran tenido mayor acercamiento a  este arte. A fin de cuentas, que hubiera sido de mí si no se me hubiera introducido a Ricardo Arjona o a Maná, quienes, a pesar de componer sus propias canciones y hacerlas por el gusto a la música, caen dentro de la categoría de ‘comercial,’ sin los que nunca hubiera tenido la inquietud de buscar otros géneros.

Además, después de todo, ¿qué es la música comercial? Quienes se dedican a la música clásica o el jazz tienden a despreciar la música que no encaje dentro de sus corrientes, considerándola comercial o popular, esto mismo categorizaría géneros como el pop, el reggae, la música electrónica, cierta varios ritmos latinos no relacionados al jazz y el rock en general como música comercial. Den un clic en la burbuja a la derecha del título y dejen su opinión sobre el tema, para ti, ¿la música comercial es arte? Les mando un saludo y mis mejores deseos para este próximo año.

Anuncios

2 comentarios sobre “¿La música comercial es arte?

  1. :O en lo personal no sé mucho de música pero si sé que la música comercial es un género que es cierto acerca masas y esta al alcance del entendimiento de cualquiera y si se trata de simpleza y comodidad es lo bastante apropiada, sin embargo quien sabe percibir piezas exquisitas y complicadas lejos de este género tiene un campo más amplio para el goce de la música…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s