Extraños

Y apoyándose en el alféizar de la ventana
Él va a decir un día que su voluntad
Se debilito con tu amor y calor y refugio
Y luego tomara de su cartera
Un viejo horario de trenes,
Él va a decir “Te dije cuando vine que era un extraño,
Te dije cuando vine que era un extraño.”

Leonard Cohen – The Stranger Song

Al despejarse la pista de baile, cuando las luces blancas se encendieron y la música sonaba más despacio, me senté junto a mis viejos compañeros. Era la graduación de secundaria, y esas personas a mi lado fueron mis compañeros de escuela por cerca de diez años. A esa hora de la madrugada en que la melancolía abunda, prometimos seguirnos frecuentando. Éramos una generación, teníamos la misma visión, la de unos jóvenes que crecieron juntos con poca oportunidad de conocer el mundo exterior.

Un año después, me vi despidiéndome de mis vecinos del fraccionamiento, con los que seguido salía a tocar guitarra o solo a platicar, la violencia estaba alcanzando mi hogar y nos vimos obligados a emigrar. Tanto tiempo pase con aquellos amigos esos últimos días con la amenaza de la mudanza, que la despedida oficial pasó casi desapercibida.

Sentado a la mesa de un casino de fantasía que se instalara en un salón para la fiesta de despedida de la preparatoria, me vi apostando por boletos de rifa junto a varios amigos hispanos y angloparlantes, como la mayoría, sentía cierta nostalgia por la conclusión de esta etapa y en especial por la despedida de aquellos compañeros que se fueran a buscar otros horizontes en el país, pero de igual manera, cierta seguridad de contar con ellos a pesar de un futuro incierto.

Hoy que volteo a mi pasado y rememoro las caras de aquellas personas que llegaron a tocar mi vida durante un momento clave y me ayudaron a forjar mi forma de pensar, hoy que los años nos han cambiado a todos y tomamos rumbos diferentes. Hoy que algunos progresaron, algunos se estancaron, algunos se desviaron por el dinero o la vida fácil y algunos prosiguieron con una vida normal, me pregunto, si nuestra visión ya no es la misma y nuestras mentes han cambiado ¿seguimos siendo cercanos o nos hemos vuelto un grupo de extraños? ¿Qué nos han hecho los años? ¿La distancia destruye o fortalece lazos?

Los dejo con una canción de Siddhartha, ex-baterista de la banda mexicana Zoé, ahora músico independiente. Esto es “Así pasa cuando sucede”, espero que la entrada haya sido de su gusto y les deje algo en que pensar, denme su opinión cuéntenme su historia.

Anuncios

Un comentario sobre “Extraños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s