Archivos para octubre, 2012

En la primavera de 1939, ante la amenaza de la invasión germana,  la Comisión de Ventas y Propaganda Británica tomó la labor de crear un cartel para levantar la moral inglesa en caso de invasión. La frase debía ser simple y fácil de recordar, pero suficientemente poderosa como para inspirar al golpeado pueblo inglés. Se escribió el mensaje ‘Keep Calm & Carry On’ (Mantén la calma y sigue adelante) en una combinación de letras blancas y remarcadas, contrastando con un fondo rojo para llamar la atención y en el borde superior, la corona de George VI como sello real al mensaje y se imprimieron cerca de 2.5 millones de carteles con dicha frase.

La segunda guerra mundial  fue un evento largo y catastrófico para Inglaterra. Si excluimos la ridiculez que fue la etapa post-europea de la segunda guerra mundial y el teátrico conflicto entre Japón y Estados Unidos que desemboco en el lanzamiento de dos bombas nucleares a Hiroshima y Nagasaki por parte de Harry S. Truman con meros fines políticos y arbitrarios, la Gran Bretaña fue el único país aliado que resistió la guerra de principio a fin.

Cuenta la historia que durante los bombardeos de Alemania a Inglaterra, se improvisaron una serie de aviones falsos con madera para burlar al enemigo y hacerle creer que Inglaterra poseía suficiente armamento para contratacar a Alemania y así ganar tiempo.

El cartel ‘Keep Calm and Carry On” fue redescubierto en el año 2000 en la librería Barter Books al noreste de Inglaterra y tiempo después se encontraron más copias originales. A pesar de que el cartel nunca fue lanzado al aire oficialmente ya que se espero a encontrarse en un momento crítico durante la guerra que nunca llego para ser mostrado, la frase se ha popularizado internacionalmente en los últimos años y de similar manera se ha parodiado en incontables ocasiones a través del internet con frases como ‘Keep Calm and Hakuna Matata’ y ‘Keep Calm and call Batman’.

La frase es simple, sin embargo poderosa. Invita a la serenidad en tiempos de crisis y a perseverar durante estos, o como diría una amiga de alma amariliana, “ante la adversidad, primero la calma”.

Mejores tiempos vendrán

Anuncios